Una residencia de verano en Carrasco. Vazquez Barrière, Acosta y Lara & Ruano, arquitectos-contratistas.

El programa impuesto a los arquitectos en este caso es el estudio de una gran residencia de vernoa, emplazada en una playa -la de Carrasco- elejada un tanto de la ciudad; debiéndose distribuir en las plantas del edificio todo lo referente a habitación y recreo del propietario.
De acuerdo con este criterio, el edificio consta de un gran hall, que no es un local de recepción propiamente dicho, sino más bien una gran sala de reunión íntima, cuyo carácter está todavía más acentuado por una gran estufa dispuesta en el fondo de un nicho, que constituye el punto de reunión obligado de la familia en las noches destempladas tan frecuentes en esa playa.
Cmpleta el hall una gran escalera decorativa que aisla a la familia del movimiento de los sirvientes. Estos tienen una escalera de servicio independiente, que con el office y comedor de servicio, forman un grupo cuyo centro es la cocina.
La escalera principal divide el hall de la sala de billar, quedando estos dos locales en un mismo ambiente, el nivel del pavimento de la sala de billar es dos escalones más alto que el del hall, estando acompañada esta sala de su correspondiente toilette.
Sobre el hall se abre la gran portada del comedor, que está ubicado en el ángulo que ocupa la torer que le sirve de fumoir. El comedor tiene una espléndida vista al mar por una gran ventana que da sobre los jardines.
El chalet tiene dos entradas: una en la fachada principal destinada al acceso de las visitas, y la otra, entrada familiar, e la fachada lateral que mira al mar; esta entrada da al gran hall y el detale lo muestra en la lámina II que acompaña estas líneas.
En el nivel del descanso de la escalera principal, sobre el comedor de servicio, se encuentra la salita de estudio de las niñas.
La planta alta se compone de un apartamento con su antecámara, que da al hall de llegada. Sobre esta antecámara se abren las puertas del gran dormitorio principal, cuarto de vestir y cuarto de baño.
El dormitorio principal tiene comunicación, por un pequeño pasaje, con el dormitorio de las niñas, que tiene a su vez entrada directa del hall y una puerta-balcón sobre la terraza de la entrada familiar. En el dormitorio de las niñas se ha dispuesto un pequeño toilette.
Frente a la puerta de este dormitorio está la perteneciente al local destinado a la institutriz, que consta de un dormitorio con su respectivo toilette.
Completamente independiente y con antecámara particular se encuentra un dormitorio para huéspedes con su cuarto de baño correspondiente.
En todas las piezas se han dispuesto armarios lógicamente ubicados.
Del hall de esta planta arranca la escalera que da acceso al cuarto de estudio de la torre y a un cuarto con magníficas vistas hacia el mar y grandes bosques de Carrasco.
En los techos se han ubicado las piezas de servicio con su respectivo cuarto de baño, a los que se llega por la escalera de servicio que va desde el subsuelo hasta las habitaciones.
En el subsuelo se han dispuesto la despensa, depósito de baúles y el local destinado al motor eléctrico y batería de acumuladores que suministran energía para iluminar el edificio.
La arquitectura de las fachadas responde al estilo normando, tratado con cierta libertad de colorido en la planta baja.
En esta obra se han empleado ladrillos prensados biselados de "La Uruguaya", habiéndose puesto donde lógicamente debería haberse hecho de piedra, un revoque de imitación con tintes diversos, obteniéndose así un resultado muy próximo a la realidad.
La planta alta se ha revocado con cal con aplicaciones de madera imitando pans de bois. La cubierta es de pizarra francesa sobre cerchas de madera.
Los jardines se componen de simples pelouses con grupos de flores artísticamente dispuestas. En el fondo se encuentra un pequeño edificio cuya planta baja comprende: garage para dos autos, caballeriza, vaquería y un local para un tonneau. En la planta alta se encuentra un apartamento destinado al chauffeur, lacayo y un local para depósito de pasto.

  • Chalet Le Griffon
  • Chalet Le Griffon
  • Chalet Le Griffon
  • Chalet Le Griffon
  • Chalet Le Griffon
  • Chalet Le Griffon
  • Chalet Le Griffon
  • Chalet Le Griffon
  • Chalet Le Griffon

FUENTE: Revista Arquitectura. Año IV. Número XXIV. Enero-Febrero de 1918.