Desde que se inventó la fotografía, plasmar el color de los objetos siempre fue un problema.

Las emulsiones usadas inicialmente solo permitían diferenciar las luces de las sombras (no poca cosa). Si bien a principios del siglo XX hubieron algunos intentos, como los "autocromos" de los hermanos Lumière, la fotografía a color recién se popularizó en la década de 1960 con las Polaroid. Antes de que llegara el color, algunos fotógrafos y artistas coloreaban a mano sus fotos, para darle ese toque especial que la tecnología no les permitía.

Actualmente, ese coloreado manual y físico se puede hacer digitalmente. Ahora podemos "ver" los colores de esas antiguas fotografías que no llegaron al color. Hace años que los programas de edición de fotografías permiten hacer este tipo de cosas, pero es un proceso largo en fotografías con demasiados detalles. Actualmente existen una variedad de aplicaciones aprovechando la inteligencia artificial, que hacen ese tedioso trabajo por nosotros. La colorización digital "manual" nos permite crear, basados en el estudio de los colores de los objetos, aproximaciones bastante exactas de como se veían en ese momento. La técnica no es infalible: hay objetos que desconocemos de que color fueron y lo que hacemos es una aproximación, pero no deja de ser un interesante ejercicio. En el caso de la colorizaciones automáticas mediante inteligencias artificiales, el resultado suele ser bueno, pero adolece del mismo problema anterior: la exactitud de los colores no es absoluta.

Este proceso de colorización, como todo, tiene sus detractores. Hay especialistas que opinan que darle color a fotos antiguas nos hace perder la perspectiva histórica de las mismas. Lo importante es siempre conservar los originales intactos, pero darle un poco de color y acercarnos el pasado, no creo nos quite tanto que no nos de ese acercamiento.

Debajo una recopilación de fotos coloreadas por Pablo Duarte (@srduartw). Iremos agregando más fotos en el correr del tiempo.

 

  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Montevideo Coloreado
  • Carlos Gardel