En el año 2015 paso por Uruguay el gigante de internet Google, y con un sistema de cámaras en 360 grados en la cima de una camioneta capturo imágenes de todas las calles de Montevideo.
 
Siempre que hacemos un articulo sobre montevideo utilizamos google maps para poder identificar mejor el lugar del que estamos hablando. También utilizo google maps cuando voy por la calle y me encuentro con algo que fue demolido y no recuerdo que es lo que estaba en ese lugar.
 
Esto ultimo me llevo a ver que tanto cambio montevideo en apenas 3 años. Según pude ver en algunos lugares el cambio fue realmente para muy mal (gusto personal) y en otros se ve una gran mejora.
 
Obviamente me seria imposible colocar todos los ejemplos ya que montevideo es muy grande, pero voy a poner los ejemplos de los lugares que yo suelo transitar.
 
1:
El primero de la lista es justamente de los cambios que menos me gustan y de los cuales me molesto mucho. Entiendo la especulación inmobiliaria y la necesidad de negocios pero no entiendo como no se pueden conservar casas con detalles arquitectónicos únicos. Esta casa que fue demolida era un claro caso de los cuales se deberían conservar. Si bien hay muchas casas de este estilo por los barrios de montevideo, ninguna tenia los detalles en la fachada que tenia esta. Se encontraba por la calle Magallanes entre Charrua y Constituyente.
 
Así lucia la casa cuando google maps paso en 2015 y constato que el balcón estaba siendo sostenidos en ambas puntas con mucha fuerza.
magallanes 01
 
Antes de ser demolida la casona mostraba una inscripción que decía: Club Sanitarias del Uruguay
magallanes 03 
 
En abril del 2018 podemos ver la avanzada construcción de un nuevo edificio sin ningún agrado arquitectónico para la ciudad.
magallanes 02
 
2:
En el segundo caso vamos a cambiar de animo y ver la restauración y adaptación de la casa de la esquina de Minas y Durazno. Si bien alguien puede llegar a decir que quedaba mejor con las ventanas de madera, creo que es indudable que siempre es preferible que hagan estas adaptaciones y no derrumben.
 
Personalmente me gusta mucho el cambio y felicito a quienes idearon no demoler y darle una vida nueva a la esquina.
 
Así veía google maps la esquina de durazno y minas en 2015:
minas durazno 01
 
Así se ve en abril del 2018
minas durazno 02
 
3:
Dos edificios juntos y muy deteriorados en plena 18 de Julio a unos pocos pasos de la plaza de los bomberos era algo que no ayudaba a la vista de nuestra principal avenida.
 
Por lo que se puede ver los dos edificios son solo utilizados por los locales de las plantas bajas. Aparentemente los dos edificios fueron adaptados para ser comercios y perdieron sus respectivas entradas para los pisos superiores. Esto indica que estos dos edificios perdieron la utilidad para vivienda y quizás ahora son depósitos de los negocios.
 
Si bien es una lastima que los dos edificios no puedan ser habitados se ve con muy buenos ojos el trabajo de restauración de las fachadas.
 
Así lo vio google maps cuando paso en 2015:
18 minas 01
 
Así se ven en abril del 2018:
18 minas 02
 
4:
Magallanes esquina Soriano. Que decir en esta esquina. Esta es como dijimos mas arriba una casa que se repite bastante en los barrios de montevideo y si es remplazada por algo que mejore la visibilidad siempre es bienvenido.
 
Este es el caso donde aceptamos la demolición por algo mejor, pero, ¿lo que vino es mejor?
 
 Así lo vio google maps cuando paso en 2015:
minas soriano 01
 
Así se ven en abril del 2018:
minas soriano 02
 
5:
Abandonado por años paso a ser silueta esquelética de la Av 18 de Julio frente a la iglesia del cordón. Si bien el edificio no es de mi agrado ya que es de los que considero cajas de zapatos sin ninguna gracia, creo que fue bueno para la ciudad que ese esqueleto no siguiera existiendo de tal forma.
 
Hoy no vamos a tocar el tema de los dos edificios que estaban antes del esqueleto en este lugar porque daría para enojarse y por largo rato.
 
Así lo vio el esqueleto google maps cuando paso en 2015:
esqueleto 01
 
Así se ven en abril del 2018:
esqueleto 02
 
Próximamente presentamos la segunda parte.