Uruguay basa su historia de la radiotelefonía en un hecho accidental y curioso donde jugó un papel decisivo el destino, siempre caprichoso y sorpresivo, y en esto no hay nada de fatalismo, por el contrario, en dos oportunidades el destino se mostró generoso con nuestro país, como veremos.
 
La cosa empezó así: por octubre de 1921 la compañía General Electric importa un pequeño trasmisor "Westinghouse" de 20 watt, instalándolo en el Teatro Urquiza bajo la dirección técnica de don Claudio Sapelli. De como hubo esta cosa accidental; sucedió así: el transmisor de 20 watt "Westinghouse" llegó con un destino distinto al que fué utilizado, circunstancia ésta que obligó a General Electric a instalarlo en el Teatro Urquiza, como estación experimental, desde donde se realizaron las primeras trasmisiones que captaron los escasos radioescuchas, a galena, que existían, los cuales se contaban con los dedos de la mano.
 
Por el año 1921 se realizaba en Río de Janeiro una grandiosa exposición de alcances internacionales, esto decidió a la compañía estadounidense General Electric exhibirse v funcionar en dicha exposición, pero sucedió lo imprevisto: las autoridades militares brasileñas entendieron que no debía exhibirse por temor a que fueran a trasmitirse secretos militares; así fué como el aparato continuó viaje hacia Buenos Aires, pero como demoraba el permiso argentino la compañía decidió que se desembarcara en Montevideo consignado a su sucursal en ésta; como se ve la iniciación de nuestra radiotelefonía fué un capricho del destino. Aquí nadie o muy pocos entendían de esta nueva ciencia, solamente se conocía la radiotelegrafía de Marconi. La sucursal en nuestro país se abocó a interesar a algún comerciante a la compra del trasmisor y éste fué el Sr. Sebastián Paradizabal, comerciante instalado en 18 de julio 853, quien pagó la suma de 11.000 pesos por el equipo.
 
Ahora ¿quién instalaba la primer radio-broadcasting uruguaya?
 
Volvamos para atrás para coordinar todo esto.
En 1919 era ingeniero de General Electric en ésta, un mexicano, el Sr. Salvador Altamirano, encargado de formar el equipo técnico para la compañía, éste por consejo del ingeniero Mazón, —más tarde gerente de UTE— tomó a dos discípulos egresados de la escuela de electrotecnia: Claudio Sapelli y Emilio Elena, el primero pasó al departamento técnico y el segundo a secretaria administrativa. Así fué que a la llegada del trasmisor don Claudio Sapelli, como electrotécnico de General Electric se vio abocado a solucionar la instalación de ese trasmisor, sus conocimientos en la materia eran teóricos con algunas incursiones en el campo experimental en esta ciencia, a pesar de tener la segunda patente para instalar antena de radiotelegrafía, pero Sapelli salió con la suya instalando la primer broadcasting de 1 kilowatt en América Latina, en los altos del hoy desaparecido Hotel Florida, calle Mercedes y Florida, esto sucedía en los primeros meses del año 1922 y se llamó "Radio Paradizabal".
 
radiotelefonia 03
La imagen contiene: Trasmisor de 40 wattios utilizado y construido totalmente por Sapelli en 1922 para uso exclusivo suyo, esta estación tenia un alcance a toda América, era muy popular entre los aficionados, era un rincón intimo de Sapelli desde donde perifoneaba con América, estaba en la calle Pedernal 1922. (observese un parlante, el primero que llego a Montevideo en 1923, la estación continuo desde 1922 a 1925)
 
Los receptores particulares eran unos 50 y otros 6 oficiales contando los de la marina, Cerrito y Oficina de Clave de la Presidencia de la República. Paradizabal se vio abocado a expandir la radiotelefonía, editando una revista: "Revista Radiotelefónica" cuyo primer número apareció el 18 de julio de 1923 dirigido por un Sr. J. Millano dedicada a publicar los programas a trasmitirse y circuitos para construir receptores, cuyos accesorios vendía. Sapelli fabricaba los famosos receptores, el primero lo vendió en 1922, un aparato a galena que fué comprado por el arquitecto Rieci y Toribio. Después construyó los 1.000 primeros que vendió Paradizabal iniciando de inmediato la fabricación de otros 1.000 pero esta vez de 3 lámparas, también para Paradizabal. Es necesario consignar que las primeras tres lámparas que llegaron al país las trajo Sapelli en 1919, se trataba de dos válvulas fabricada por Marconi en Inglaterra y 1 de las únicas 100 que construyó De Forest en Estados Unidos.
 
Así empezó a funcionar la primera broadcasting uruguaya, la primera de América Latina, a pesar que en Buenos Aires ya funcionaba, desde el teatro Coliseo, un trasmisor de pequeña potencia, 50 watts, construido por estudiantes e ingenieros argentinos. Pero hay algo más importante, que Uruguay fué el primer país que encaró la radio como vehículo publicitario, ni en Estados Unidos aún estaba esto organizado, o desarrollado como negocio publicitario en gran escala. He aquí el primer aviso trasmitido y que le cupo el honor a Sapelli, aunque no era comercial.
 
HOLA!! HOLA!!
Pedimos a toda persona que oiga esta estación, a la distancia que sea que quiera tener la amabilidad de avisarnos como nos oyen a Casa Paradizabal 18 de julio 853, Montevideo. Hoy habrá audición de 9 a 10.30 horas de la noche. Mañana audición de 7 de la tarde. Gracias.
 
Pero la cosa iba tomando vuelo, se organizaba comercialmente, se necesitaba personal, así fué como apareció el primer spiker, este fué el Sr. Luis Viapiana. En consecuencia don Luis Viapiana fué el primer spiker de la radiotelefonía uruguaya y tal vez de América Latina. Viapiana era en Radio Paradizabal el "hombre orquesta", cantaba, con sus veleidades de tenor, canzonetas y pasaba la publicidad. En las elecciones de noviembre de 1922 Radio Paradizabal, por primera vez, trasmitió propaganda política, fué para el partido colorado. Con el primer y pequeño trasmisor de 20 watts " Westinghouse" se realizó la primera trasmisión teatral desde el Urquiza (Hoy Sodre). Fue una función que daba la compañía de operetas italianas Bertini, en 1921, esta compañía inauguro, también, la primera trasmisión radioteatral en argentina en el teatro Coliseo.
 
1921 fue el año experimental y de estabilización definitiva de nuestra radiotelefonía y todo esto se debió al pionero don Claudio Sapelli, hombre inquieto y de iniciativa que terminaba una cosa audaz para intentar otra más audaz y atrevida ¡y qué atrevida, vive Dios!: la primera trasmisión deportiva y de uno de los acontecimientos futbolísticos de mayor trascendencia en el popular deporte en Sud América. La inquietud de Sapelli lo lanza a realizar la proeza de la primer trasmisión deportiva en el Uruguay, en toda América Latina, mejor dicho; un partido de fútbol irradiado a pleno sol, aunque era desde una plozoleta y solamente los detalles del match, ya que se trataba del Quinto Campeonato Sudamericano de Fútbol jugado en Río de Janeiro, y esa fecha histórica para la radiotelefonía uruguaya fue el 1 de octubre de 1922, el hecho sucedió así:
 
En el viejo y desaparecido "Diario del Plata" y "El Plata" que estaba en el ala derecha del teatro Solís, desde los balcones de dichos diarios, por intermedio de un megáfono los Sres. García y Bertonasco trasmitían los goles ante un público numerosísimo que ocupaba la plazoleta del Solís, pero lo que la gente allí presente ignoraba era que en ese mismo balcón estaba Sapelli con su estación portátil trasmitiendo el partido, esto sucedía así: la compañía telegráfica Wester Union extendió un cable hasta el propileo de "El Plata" colocando una teletipo, de las noticias recibidas se hacía dos copias, una pasaba a García que trasmitía al público por el megáfono y la otra la recibía Sapelli trasmitiéndola este al micrófono.
 
radiotelefonia 01
La imagen contiene: Vista de la Plazoleta del Teatro Solis durante la trasmisión del quinto Sudamericano jugado en Rio, desde los balcones de "Diario del Plata" y "El Plata", el megáfono de García anunciaba los goles y junto a él estaba Sapelli trasmitiendo, por primera vez, un partido de fútbol por radiotelefonía, esto fué el 1° de octubre de 1922.
 
Los poseedores de receptores eran escasos, pero la potencia de la trasmisión llegaba hasta Pando, allí era escuchada por un señor Saldamando y Olmo quien había comprado a Sapelli un receptor regenerativo de 3 válvulas manrea General Electric соn audífono; lo que quiere decir que esta fue la primer trasmisión deportiva hecha en América por el improvisado relator Sapelli, esto sucedía el 1 de octubre de 1922 pero hay algo mas importante aún: la primera transmisión deportiva que se realizo en el' mundo se hizo el 21 de julio de 1921 y fue el match Dempsey-Carpentier, hecho por David Sarnoff y Andrew White, 15 meses mas tarde se realiza primero en América Latina, y le cupo el honor al Uruguay y Claudio Sapelli fue el héroe.
 
En 1930, con motivo del campeonato Mundial, el SODRE realizo la primer transmisión detallada de una match de fútbol en la voz de Ignacio Domínguez Riera.
 
radiotelefonia 02
La imagen contiene: La primera trasmisión deportiva — Don Claudio Sapelli junto a su trasmisor portátil instalado en el propileo de "Diario del Pata" y "El Plata" lisio para lanzar al aire su primera trasmisión deportiva realizada en el Uruguay, el Quinto Campeonato Sudamericano jugado en Río de Janeiro el 1 de octubre de 1922, en consecuencia Sapelli fué el técnico y el locutor a la vez, (obsérvese la bocina-micrófono) esta foto es un documento en la historia de la radiotelefonía uruguaya. (Primer trasmisor Westinghouse llegado al país de 20 watt y junto a él los primeros 20 años de Sapelli... ¡Tempus Nostrum Breve Est!)
 
Sapelli se retira de General Electric en 1923 para dedicarse a la fabricación de trasmisores y receptores, así fabrica e instala trasmisores y vende el primer receptor comercial con parlante en 1923 y construye el primer receptor portátil en miniatura de 4 válvulas, desconocido hasta ese entonces, esto fe una contribución al desarrollo técnico y como demostración de la capacidad en la materia, fue presentado en un concurso hecho por "Casa Parandizabal" ganando el primer premio valiéndole un extenso articulo en "El Ideal" escrito por el entonces director de ese diario y fundador del Sodre Dr Fco Gigliani.
 
En 1925 Sapelli instala un comercio de radio y electricidad en la calle Andes, siendo el pionero en todas las manifestaciones de la ciencia electrónica, don Claudio Sapelli un día instalo, en los altos del cafe-Montevideo, 18 de Julio y Y aguaron, una antena de televisión captando las primeras trasmisiones de televisión recibidas de Radio Belgrano de Buenos Aires, y exhibidas desde las vidrieras de su negocio en 18 de Julio al publico en el Uruguay, esto sucede en Junio de 1952. Aunque en 1945 el aficionado Giampietro realizó una demostración casera por linea de 50 metros en Radio Carve, sobre televisión, pero esto es distinto: recepción de una estación comercial extranjera a más de 200 kilómetros.
 
radiotelefonia 06
La imagen contiene: Junio de 1952 — LAS PRIMERAS RECEPCIONES DE TELEVISIÓN EN EL URUGUAY. — En la vidriera del negocio de Radio Televisión y Electricidad que poseia don Claudio Sapelli en 18 de Julio entre Yi y Yaguarón se exhibe el primer aparato de Televisión comercial llegado al país, ofreciendo con él exhibiciones públicas, —trasmisiones que realiza Radio Belgrano de Buenos Aires captadas por la antena de 18 y Yaguarón a 200 kilómetros de distancia. Sapelli fué el primero en radio y fue el primero en televisión en el Uruguay. ( la flecha blanca indica el recuadro donde hemos ubicado, en la vidriera, la pantalla del aparato de televisión!.
 
Así fué Don Claudio Sapelli, modesto, gentil, silencioso, pero pionero al fin, es el hombre que hizo posible la historia de la radiotelefonía uruguaya. La semilla sembrada por Sapelli dio su fruto, otros le siguieron. Con el éxito de "Radio Paradizabal", General Electric, decidió deshacer el pequeño Westinghouse de 40 watt, para instalar uno más potente de 250 watt en su edificio de calle 25 de Mayo y Florida, llamándose "Radio Sud Americana General Electric"; esto sucedía en 1922, pero el broadcasting creció y General Electric amplía su equipo instalando la torre en el Instituto Crandon, así es que encontramos en "El Día" del 9 de Junio de 1923, una nota con fotografía anunciando la inauguración de la "Radio Sud América General Electric" instalada en el Edificio del Instituto Crandon, Av. 8 de Octubre y Garibaldi, en dicha nota estaba su primer programa a trasmitirse entre los que se contaban recitados por los poetas Leandro Ipuche y Sabat Ercasty. Pero en la revista que editaba General Electric señalaba como fecha de inauguración, el mes de noviembre de 1923 con un equipo de mayor watt. En realidad se inauguró el lunes 9 de junio de 1923 y no en noviembre; la torre tenía 36 metros de altura. Esta estación trasmitió el match Firpo-Dempsey en julio de 1923 recibiendo la onda de 17.400 metros de la estación WQL de la RCA de EE.UU. Se retransmitió desde el ring del "Stadium Polo Grounds"
 
El 29 de octubre de 1923 esta estación trasmitió directamente del Parque Centra el Sexto Campeonato Sudamericano de Fútbol, con tal acontecimiento habían colocado parlantes en el Hipódromo de Maroñas, Pocitos y la ciudad de Canelones.
 
En la revista que editaba General Electric, editorialmente pedía la contribución de los oyentes para mejorar las audiciones, ya que no se podía sostener por si sola sin subvención gubernamental. La Radio Paradizabal desapareció como una cosa experimental pero la historia lo recoge como el pionero comercial de la radiotelefonía a Sebastián Paradizabal y Sapelli como el primer técnico de broadcasting.
 
Material en base del libro: Dos siglos de Publicidad en la Historia del Uruguay