El Uruguay a través de un siglo:la jornada civilizadora realizada en la República Oriental del Uruguay y el brillante porvenir de esta nación americana.

El Uruguay no tiene aún un siglo de vida autónoma, puesto que la consagración de su libertad data de ochenta años atrás, pero hemos querido fundar su partida a la conquista de los ideales de transformación política desde el grito de Mayo de 1810, porque en realidad fue entonces que comenzaron nuestras agitaciones y esfuerzos por alcanzar el derecho de gobernarnos por nuestra voluntad soberana.

Los dos principales componentes del antiguo Virreinato del Río de la Plata, durante el Gobierno Colonial, la República Oriental del Uruguay y la República Argentina, constituidas hoy en dos Naciones libres e independientes que han marchado en líneas paralelas a sus grandes destinos de pueblos ricos y laboriosos, pueden, vencido el primer siglo y bajo un cielo de venturosa paz, volver la vista al pasado y desde las cumbres del progreso a que han llegado, contemplar la huella luminosa de la brillante jornada que respectivamente han recorrido.

El Uruguay a través de un siglo_164


En medio del júbilo que le embarga en su primer glorioso centenario, la Nación Argentina hace recuento de sus fructíferos afanes y de los grandes progresos conseguidos y nosotros también, en este modesto libro, queremos presentar al mundo el inventarío de las victorias alcanzadas por el Uruguay en el campo hermoso de las instituciones, del trabajo, de la utilización de sus enormes riquezas, de las ciencias, de las actividades fecundas que dignifican y enaltecen los pueblos, exhibiendo todos los títulos que nos dan derecho a ocupar puesto de primera fila entre las jóvenes Naciones de América y a que el Uruguay sea incorporado al grupo de aquellos Estados que constituyen la tierra ideal para los hombres de otras latitudes que desean mejorar sus condiciones de vida, por el ejercicio amplio de sus ideas políticas y religiosas y por el goce de los bienes materiales que ofrece la labor magníficamente remunerada.


Se ha sombreado muchas veces el concepto de las nacionalidades americanas, calificándolas de agrupaciones inorgánicas, incapaces de la estabilidad institucional, desprovistas de toda noción de gobierno regular y considerando sus revoluciones como fermentos naturales de su descomposición ingénita. Los americanos hemos sido acusados de un salvajismo cruel, de una ineptitud radical para fundar sociedades regidas por leyes y no por voluntades caprichosas. Se nos ha juzgado con un criterio especial, que no es el criterio humano que ha presidido el juzgamiento de los hechos fundamentales á que ha obedecido la evolución sufrida por las Naciones Europeas para llegar a la hora y al estado presente. Nosotros habremos pasado por pruebas dolorosas para fundar principios de libertad y justicia, implantar la democracia triunfante y consolidar el derecho propio y el ajeno, pero esas pruebas no han tenido la intensidad terrible y feroz que para alcanzar idénticos fines han sufrido Estados Europeos que figuran al frente del avance civilizador de esta época: la sangre que han derramado las revoluciones Americanas forma un mísero arroyuelo comparado con los mares de sangre que se han vertido en Europa para satisfacer ambiciones de déspotas o alcanzar la libertad apetecida. Y eso ha sucedido durante siglos y siglos y aún hoy algunas Naciones del Viejo mundo experimentan periódicamente sacudidas formidables, sangrientas convulsiones, porque no han podido ofrecer a sus ciudadanos la suma de bienes morales a que tienen derecho la dignidad y la razón humana.

El Uruguay a través de un siglo_152


No abrigamos la intención de establecer paralelos para justificar las turbulencias de América ni los errores cometidos en la infancia de su constitución política: esas turbulencias inherentes a las luchas de su desarrollo y organización pertenecen ya al dominio del pasado, son transiciones en la vida de los pueblos que la historia de la humanidad explica a la luz de la filosofía, turbulencias y errores que cada día que transcurre se amortiguan más y más por el poder de la autoridad constituida y por la fuerza de la razón pública.
Hemos querido solamente levantar un cargo injusto que ha pesado sobre la América Latina, protestando contra ese criterio inflexible con que se le ha flagelado siempre. Quién no haya pecado que tire la primera piedra!


Podrá objetarse que hay Vanidad o petulancia en expresarse así y que somos aún muy pequeños para erguirnos ante Europa y hablar con arrogancia. No! Hemos hecho una obra colosal en pocos años, constituimos el mundo del porvenir, la raza que marcará un día los rumbos de la civilización universal y tenemos el derecho de exhibir nuestro bagaje repleto de grandes progresos en las ideas de las multitudes, de herniosos principios consagrados en las leyes, de sentimientos nobles grabados en el alma popular, de titánicos esfuerzos para avanzar en el ideal humano hacia la libertad en el orden y afianzar como lo hemos realizado los derechos del hombre al perfecto dominio de su conciencia y de su razón. Y si a ese monumento levantado en el orden moral, agredamos el cultivo de las inteligencias por la instrucción popular y el catálogo inmenso de nuestras riquezas, del desarrollo del comercio y de las industrias, los millones de hectáreas de tierras entregadas a la maravillosa multiplicación del capital por las faenas agrícolas y ganaderas, el cruzamiento de las soledades campesinas por el ferrocarril haciendo surgir ciudades y pueblos a su paso, y la cadena, de oro que constituyen las múltiples operaciones ligadas a la vida activa de pueblos afanosos y llenos de recursos, dígasenos si no tenemos el derecho de enorgullecemos de nuestra jornada brillante!

El Uruguay a través de un siglo_129


Los Estados Unidos de Norte América que hasta hace poco desde la altura de su poderío gigantesco nos habían juzgado como países casi indignos de un concepto mediocre, han salido de su profundo error y sus hombres eminentes, sus estadistas recorriendo la América Latina se han asombrado de nuestro estado y han vuelto a su gran tierra dando la voz de alarma, diciendo que al Sud de sus fronteras habían brotado Naciones donde antes habían desiertos, que las tribus indígenas se habían convertido en agrupaciones de millones de hombres, cultores del pensamiento moderno, atletas del trabajo, dotados de todas las armas para luchar y Vencer en las lizas fecundas de la actualidad de los pueblos y que urgía afianzar el sentimiento americano para alzarnos juntos sobre el soberbio pedestal que la naturaleza nos ha cincelado, ostentando el grandioso lema: América para la libertad, el bien estar y la riqueza de la humanidad!


Europa no ha podido dejar de ver nuestros adelantos. A ella le debemos casi todo lo que somos, puesto que ella nos ha traído hombres, ideas y capitales y debe contemplar en la América Latina su mejor obra: ha sabido amamantar gigantes que hoy van alzándose en toda su pujanza y tienden al viejo mundo sus robustos brazos para estrecharle con afecto y gratitud. Singulariza al espíritu latino americano una tendencia marcada a identificarse con el espíritu europeo, a convivir su existencia, a compenetrarse de sus alegrías y dolores. No se forma en nuestro continente una raza étnicamente diferente, que un día pudiera llegar a ser hostil a Europa: no, la raza que si levanta es fundida en el mismo molde, nutrida en las mismas ideas, orientada en iguales rumbos. Se realiza acá, pero por otros medios, el ideal vanamente acariciado en Europa por los apóstoles de la confraternidad humana: la concordia de las Naciones antagónicas por la fusión de los seres y de los sentimientos en el seno de los hogares cosmopolitas, de donde luego surgen los hombres que albergan ideas y nutren cariños de diferentes nacionalidades sin ninguno de los odios que hoy alejan a aquellos pueblos.


La República del Uruguay constituye un hermoso ejemplar de los nuevos pueblos que toman por derecho propio, asiento en el gran Congreso de las Naciones libres consagradas al bien social. No abrigamos sentimientos hostiles, no aspiramos a engrandecernos con perjuicio de nadie: mantenemos una tradicional política de confraternidad con todos los Estados del Orbe: nos hemos constituido en forma perfecta dentro de un sistema democrático que llenaría las aspiraciones más exigentes y nos hemos consagrado a elevarnos en el concepto universal por la seriedad y honestidad de nuestros procederes, por el trabajo que hace brotar a flor de tierra inmensas riquezas y por un anhelo vivísimo de progreso que nos ha conducido en corto tiempo al goce de una situación feliz. Nos falta aún población: la necesitamos para poblar nuestra campaña donde caben 15 millones de habitantes y los tendremos, porque ningún país de América, como el Uruguay, ofrece al hombre trabajador, una suma de ventajas iguales. Lo hemos dicho en otra ocasión y lo repetimos hoy con la convicción de las grandes verdades.

El Uruguay a través de un siglo_160


Debemos luchar contra el único enemigo que tenemos; la ignorancia de las riquezas del país, el desconocimiento de los asombrosos progresos que hemos alcanzado, de las transformaciones una veces lentas, otras vertiginosas pero siempre incesantes, de nuestras condiciones de pueblo batallador, idólatra de su independencia y libertades, una vez conseguidas y afianzadas estas, a pueblo trabajador y progresista, á sociedad en que germinan todas las aspiraciones elevadas, conformada para ser una entidad importante en el concierto de las naciones y una avanzada de la civilización Americana.


Y es la ignorancia de nuestro estado, de nuestros tesoros naturales, de nuestro grado de civilización, lo que necesitamos combatir sin tregua, exhibiendo el cuadro demostrativo del desarrollo de nuestras fuerzas comerciales e industriales, de las conquistas políticas e institucionales que hemos alcanzado, de la intelectualidad á que hemos arribado, mostrando todo el inmenso catálogo de los ramos de trabajo y producción que aún no se han explotado o se operan en pequeña escala, siendo susceptibles de colosal desenvolvimiento.
Es recorriendo las cifras de las estadísticas que sobre viene el asombro porque allí los guarismos demuestran con elocuencia el engrandecimiento alcanzado. Y esa acción del progreso se ha extendido a todas partes y a todas las manifestaciones de la actividad. Hasta el último confín de la República ha recibido los beneficios del adelanto, y el estado intelectual de nuestras poblaciones rurales es tan superior, si no más, que el de las mismas en las naciones más avanzadas de Europa, con la Ventaja de que tienen abierta el alma a las expansiones de la hospitalidad considerando al extranjero como un hermano que estaba ausente y vuelve al hogar.

El Uruguay a través de un siglo_179


Tenemos el país más hermoso, más rico de América. Se engrandece el pensamiento y se dilata el alma pensando en el porvenir de nuestra patria. Todo lo que hoy está sujeto a un mísero cultivo, a una pequeña elaboración o al abandono, será mañana venero de riqueza, colosal fuente de prosperidades, no necesitando para ello sino el estallido de la idea que señala el rumbo y abre el manantial de la fortuna, como el pico hace saltar el cuarzo aurífero de un terreno aparentemente árido: bastará la apertura de un canal, la navegabilidad de un trozo de río, el acceso cómodo de un puerto natural, el establecimiento del riel, el lanzamiento de un puente o la brecha de un camino a través de la sierra, para transformar una región apartada y poner sus productos en el vehículo que debe con dúdelos a los mercados consumidores, desarrollando por la emulación y el éxito tantas industrias lucrativas, tantas explotaciones de la tierra Virgen y exuberante que aún no se conocen entre nosotros, que están dormitando entre los montes, al borde de los majestuosos ríos, en el subsuelo, en los Valles y en las cuchillas, esperando la Varita mágica que en nuestra época es el capital, el trabajo y la concepción de las grandes empresas, para brotar y difundirse en torrentes de oro y bienestar. Regiones que hoy parecen destinadas exclusivamente a inspirar églogas por la hermosura de su panorama, serán mañana centros bulliciosos de población, de fábricas, mercados donde afluirá la enorme masa de producción nacional, nuevos Chicagos de la América del Sud que surgirán por la necesidad de la oferta y de la demanda, en medio del esplendor de la naturaleza bondadosa y maternal que nos ha dado una tierra de hadas, donde las creaciones de la fantasía son pálidas ante la realidad.


Debemos declarar que si esta obra está escrita con profundo amor al Uruguay también lo está con sujeción a la más profunda verdad. En sus páginas no se encontrará sino la realidad de lo que es nuestro país y Ja justa presunción de lo que será, fundada en sus recursos y desarrollo actual. Hemos deliberadamente suprimido todo aquello que pudiera ser considerado como una exageración, aunque en estos países de América nunca se exagera cuando se habla del porvenir, porque su desenvolvimiento y adelantos escapan a toda previsión razonada en el tiempo y en la importancia.
EL URUGUAY A TRAVÉS DE UN SIGLO, más que para los habitantes de la República, está escrito para el extranjero. Es fuera de nuestras fronteras donde debemos ejercitar el noble derecho de mostrar nuestro grado actual de Nación floreciente, exhibir nuestros tesoros naturales y revelar como hemos cumplido nuestra misión de hombres libres.
Un siglo es apenas un año cuando se trata de la existencia de una Nación. Véase en estas páginas lo que hemos hecho en ese corto lapso de tiempo y hónrese como se merece el nombre de la República del Uruguay!

CARLOS M. MAESO

Otras obras de Maeso: https://autores.uy/autor/3120

El libro completo puede verse y descargarse desde Internet Archive: https://archive.org/details/1910-el-uruguay-a-traves-de-un-siglo-carlos-m-maeso

Otra versión del libro en baja calidad puede obtenerse de la Biblioteca de España: http://bdh-rd.bne.es/viewer.vm?id=0000078297&page=5

La siguiente galería son las imágenes del libro como van apareciendo a lo largo del mismo. Son 588 imágenes.

  • El Uruguay a través de un siglo_1
  • Dr. Claudio Williman
  • El Prado
  • Cerro del Penitente - Minas
  • Sierra de Mal Abrigo
  • Cerro de Arequita
  • Sierra Mal Abrigo
  • Cerro del Verdum
  • Rio Yi
  • Cerro del Perdido
  • Parque Rodo
  • Cerro de los Romerillos
  • Rio Negro
  • Punta del Este
  • Puente Rio San Jose
  • Puente sobre Arroyo San Francisco
  • La Fonda - Punta Ballena
  • Paso del Olimar Grande
  • Palmeras de Castillos - Rocha
  • Playa Ramirez
  • Puente sobre arroyo Colorado
  • Puente sobre cañada Las Pajas
  • Puente sobre el arroyo Toledo
  • Casa Comercial Taranco
  • Bolsa de Montevideo
  • La Paloma
  • Puente sumergible sobre el Ceibal
  • Castillo de Piria
  • Castillo de Piria
  • Castillo de Piria
  • Puente sobre Rio San Jose
  • Puente sobre el arroyo Canelon Chico
  • Puente sobre el Rio Yi
  • Palacio Arzobispal
  • Real San Carlos
  • Proyecto de Parques y Jardines
  • Calle Cerro Largo
  • Villa Colon
  • Rambla de Pocitos
  • Fuente del Prado
  • Proyecto Galeria Monumental
  • Proyecto Galeria Monumental
  • Proyecto Galeria Monumental
  • El Cerro de Montevideo
  • El Uruguay a través de un siglo_45
  • El Uruguay a través de un siglo_46
  • El Uruguay a través de un siglo_47
  • El Uruguay a través de un siglo_48
  • El Uruguay a través de un siglo_49
  • El Uruguay a través de un siglo_50
  • El Uruguay a través de un siglo_51
  • El Uruguay a través de un siglo_52
  • El Uruguay a través de un siglo_53
  • El Uruguay a través de un siglo_54
  • El Uruguay a través de un siglo_55
  • El Uruguay a través de un siglo_56
  • El Uruguay a través de un siglo_57
  • El Uruguay a través de un siglo_58
  • El Uruguay a través de un siglo_59
  • El Uruguay a través de un siglo_60
  • El Uruguay a través de un siglo_61
  • El Uruguay a través de un siglo_62
  • El Uruguay a través de un siglo_63
  • El Uruguay a través de un siglo_64
  • El Uruguay a través de un siglo_65
  • El Uruguay a través de un siglo_66
  • El Uruguay a través de un siglo_67
  • El Uruguay a través de un siglo_68
  • El Uruguay a través de un siglo_69
  • El Uruguay a través de un siglo_70
  • El Uruguay a través de un siglo_71
  • El Uruguay a través de un siglo_72
  • El Uruguay a través de un siglo_73
  • El Uruguay a través de un siglo_74
  • El Uruguay a través de un siglo_75
  • El Uruguay a través de un siglo_76
  • El Uruguay a través de un siglo_77
  • El Uruguay a través de un siglo_78
  • El Uruguay a través de un siglo_79
  • El Uruguay a través de un siglo_80
  • El Uruguay a través de un siglo_81
  • El Uruguay a través de un siglo_82
  • El Uruguay a través de un siglo_83
  • El Uruguay a través de un siglo_84
  • El Uruguay a través de un siglo_85
  • El Uruguay a través de un siglo_86
  • El Uruguay a través de un siglo_87
  • El Uruguay a través de un siglo_88
  • El Uruguay a través de un siglo_89
  • El Uruguay a través de un siglo_90
  • El Uruguay a través de un siglo_91
  • El Uruguay a través de un siglo_92
  • El Uruguay a través de un siglo_93
  • El Uruguay a través de un siglo_94
  • El Uruguay a través de un siglo_95
  • El Uruguay a través de un siglo_96
  • El Uruguay a través de un siglo_97
  • El Uruguay a través de un siglo_98
  • El Uruguay a través de un siglo_99
  • El Uruguay a través de un siglo_100
  • El Uruguay a través de un siglo_101
  • El Uruguay a través de un siglo_102
  • El Uruguay a través de un siglo_103
  • El Uruguay a través de un siglo_104
  • El Uruguay a través de un siglo_105
  • El Uruguay a través de un siglo_106
  • El Uruguay a través de un siglo_107
  • El Uruguay a través de un siglo_108
  • El Uruguay a través de un siglo_109
  • El Uruguay a través de un siglo_110
  • El Uruguay a través de un siglo_111
  • El Uruguay a través de un siglo_112
  • El Uruguay a través de un siglo_113
  • El Uruguay a través de un siglo_114
  • El Uruguay a través de un siglo_115
  • El Uruguay a través de un siglo_116
  • El Uruguay a través de un siglo_117
  • El Uruguay a través de un siglo_118
  • El Uruguay a través de un siglo_119
  • El Uruguay a través de un siglo_120
  • El Uruguay a través de un siglo_121
  • El Uruguay a través de un siglo_122
  • El Uruguay a través de un siglo_123
  • El Uruguay a través de un siglo_124
  • El Uruguay a través de un siglo_125
  • El Uruguay a través de un siglo_126
  • El Uruguay a través de un siglo_127
  • El Uruguay a través de un siglo_128
  • El Uruguay a través de un siglo_129
  • El Uruguay a través de un siglo_130
  • El Uruguay a través de un siglo_131
  • El Uruguay a través de un siglo_132
  • El Uruguay a través de un siglo_133
  • El Uruguay a través de un siglo_134
  • El Uruguay a través de un siglo_135
  • El Uruguay a través de un siglo_136
  • El Uruguay a través de un siglo_137
  • El Uruguay a través de un siglo_138
  • El Uruguay a través de un siglo_139
  • El Uruguay a través de un siglo_140
  • El Uruguay a través de un siglo_141
  • El Uruguay a través de un siglo_142
  • El Uruguay a través de un siglo_143
  • El Uruguay a través de un siglo_144
  • El Uruguay a través de un siglo_145
  • El Uruguay a través de un siglo_146
  • El Uruguay a través de un siglo_147
  • El Uruguay a través de un siglo_148
  • El Uruguay a través de un siglo_149
  • El Uruguay a través de un siglo_150
  • El Uruguay a través de un siglo_151
  • El Uruguay a través de un siglo_152
  • El Uruguay a través de un siglo_153
  • El Uruguay a través de un siglo_154
  • El Uruguay a través de un siglo_155
  • El Uruguay a través de un siglo_156
  • El Uruguay a través de un siglo_157
  • El Uruguay a través de un siglo_158
  • El Uruguay a través de un siglo_159
  • El Uruguay a través de un siglo_160
  • El Uruguay a través de un siglo_161
  • El Uruguay a través de un siglo_162
  • El Uruguay a través de un siglo_163
  • El Uruguay a través de un siglo_164
  • El Uruguay a través de un siglo_165
  • El Uruguay a través de un siglo_166
  • El Uruguay a través de un siglo_167
  • El Uruguay a través de un siglo_168
  • El Uruguay a través de un siglo_169
  • El Uruguay a través de un siglo_170
  • El Uruguay a través de un siglo_171
  • El Uruguay a través de un siglo_172
  • El Uruguay a través de un siglo_173
  • El Uruguay a través de un siglo_174
  • El Uruguay a través de un siglo_175
  • El Uruguay a través de un siglo_176
  • El Uruguay a través de un siglo_177
  • El Uruguay a través de un siglo_178
  • El Uruguay a través de un siglo_179
  • El Uruguay a través de un siglo_180
  • El Uruguay a través de un siglo_181
  • El Uruguay a través de un siglo_182
  • El Uruguay a través de un siglo_183
  • El Uruguay a través de un siglo_184
  • El Uruguay a través de un siglo_185
  • El Uruguay a través de un siglo_186
  • El Uruguay a través de un siglo_187
  • El Uruguay a través de un siglo_188
  • El Uruguay a través de un siglo_189
  • El Uruguay a través de un siglo_190
  • El Uruguay a través de un siglo_191
  • El Uruguay a través de un siglo_192
  • El Uruguay a través de un siglo_193
  • El Uruguay a través de un siglo_194
  • El Uruguay a través de un siglo_195
  • El Uruguay a través de un siglo_196
  • El Uruguay a través de un siglo_197
  • El Uruguay a través de un siglo_198
  • El Uruguay a través de un siglo_199
  • El Uruguay a través de un siglo_200
  • El Uruguay a través de un siglo_201
  • El Uruguay a través de un siglo_202
  • El Uruguay a través de un siglo_203
  • El Uruguay a través de un siglo_204
  • El Uruguay a través de un siglo_205
  • El Uruguay a través de un siglo_206
  • El Uruguay a través de un siglo_207
  • El Uruguay a través de un siglo_208
  • El Uruguay a través de un siglo_209
  • El Uruguay a través de un siglo_210
  • El Uruguay a través de un siglo_211
  • El Uruguay a través de un siglo_212
  • El Uruguay a través de un siglo_213
  • El Uruguay a través de un siglo_214
  • El Uruguay a través de un siglo_215
  • El Uruguay a través de un siglo_216
  • El Uruguay a través de un siglo_217
  • El Uruguay a través de un siglo_218
  • El Uruguay a través de un siglo_219
  • El Uruguay a través de un siglo_220
  • El Uruguay a través de un siglo_221
  • El Uruguay a través de un siglo_222
  • El Uruguay a través de un siglo_223
  • El Uruguay a través de un siglo_224
  • El Uruguay a través de un siglo_225
  • El Uruguay a través de un siglo_226
  • El Uruguay a través de un siglo_227
  • El Uruguay a través de un siglo_228
  • El Uruguay a través de un siglo_229
  • El Uruguay a través de un siglo_230
  • El Uruguay a través de un siglo_231
  • El Uruguay a través de un siglo_232
  • El Uruguay a través de un siglo_233
  • El Uruguay a través de un siglo_234
  • El Uruguay a través de un siglo_235
  • El Uruguay a través de un siglo_236
  • El Uruguay a través de un siglo_237
  • El Uruguay a través de un siglo_238
  • El Uruguay a través de un siglo_239
  • El Uruguay a través de un siglo_240
  • El Uruguay a través de un siglo_241
  • El Uruguay a través de un siglo_242
  • El Uruguay a través de un siglo_243
  • El Uruguay a través de un siglo_244
  • El Uruguay a través de un siglo_245
  • El Uruguay a través de un siglo_246
  • El Uruguay a través de un siglo_247
  • El Uruguay a través de un siglo_248
  • El Uruguay a través de un siglo_249
  • El Uruguay a través de un siglo_250
  • El Uruguay a través de un siglo_251
  • El Uruguay a través de un siglo_252
  • El Uruguay a través de un siglo_253
  • El Uruguay a través de un siglo_254
  • El Uruguay a través de un siglo_255
  • El Uruguay a través de un siglo_256
  • El Uruguay a través de un siglo_257
  • El Uruguay a través de un siglo_258
  • El Uruguay a través de un siglo_259
  • El Uruguay a través de un siglo_260
  • El Uruguay a través de un siglo_261
  • El Uruguay a través de un siglo_262
  • El Uruguay a través de un siglo_263
  • El Uruguay a través de un siglo_264
  • El Uruguay a través de un siglo_265
  • El Uruguay a través de un siglo_266
  • El Uruguay a través de un siglo_267
  • El Uruguay a través de un siglo_268
  • El Uruguay a través de un siglo_269
  • El Uruguay a través de un siglo_270
  • El Uruguay a través de un siglo_271
  • El Uruguay a través de un siglo_272
  • El Uruguay a través de un siglo_273
  • El Uruguay a través de un siglo_274
  • El Uruguay a través de un siglo_275
  • El Uruguay a través de un siglo_276
  • El Uruguay a través de un siglo_277
  • El Uruguay a través de un siglo_278
  • El Uruguay a través de un siglo_279
  • El Uruguay a través de un siglo_280
  • El Uruguay a través de un siglo_281
  • El Uruguay a través de un siglo_282
  • El Uruguay a través de un siglo_283
  • El Uruguay a través de un siglo_284
  • El Uruguay a través de un siglo_285
  • El Uruguay a través de un siglo_286
  • El Uruguay a través de un siglo_287
  • El Uruguay a través de un siglo_288
  • El Uruguay a través de un siglo_289
  • El Uruguay a través de un siglo_290
  • El Uruguay a través de un siglo_291
  • El Uruguay a través de un siglo_292
  • El Uruguay a través de un siglo_293
  • El Uruguay a través de un siglo_294
  • El Uruguay a través de un siglo_295
  • El Uruguay a través de un siglo_296
  • El Uruguay a través de un siglo_297
  • El Uruguay a través de un siglo_298
  • El Uruguay a través de un siglo_299
  • El Uruguay a través de un siglo_300
  • El Uruguay a través de un siglo_301
  • El Uruguay a través de un siglo_302
  • El Uruguay a través de un siglo_303
  • El Uruguay a través de un siglo_304
  • El Uruguay a través de un siglo_305
  • El Uruguay a través de un siglo_306
  • El Uruguay a través de un siglo_307
  • El Uruguay a través de un siglo_308
  • El Uruguay a través de un siglo_309
  • El Uruguay a través de un siglo_310
  • El Uruguay a través de un siglo_311
  • El Uruguay a través de un siglo_312
  • El Uruguay a través de un siglo_313
  • El Uruguay a través de un siglo_314
  • El Uruguay a través de un siglo_315
  • El Uruguay a través de un siglo_316
  • El Uruguay a través de un siglo_317
  • El Uruguay a través de un siglo_318
  • El Uruguay a través de un siglo_319
  • El Uruguay a través de un siglo_320
  • El Uruguay a través de un siglo_321
  • El Uruguay a través de un siglo_322
  • El Uruguay a través de un siglo_323
  • El Uruguay a través de un siglo_324
  • El Uruguay a través de un siglo_325
  • El Uruguay a través de un siglo_326
  • El Uruguay a través de un siglo_327
  • El Uruguay a través de un siglo_328
  • El Uruguay a través de un siglo_329
  • El Uruguay a través de un siglo_330
  • El Uruguay a través de un siglo_331
  • El Uruguay a través de un siglo_332
  • El Uruguay a través de un siglo_333
  • El Uruguay a través de un siglo_334
  • El Uruguay a través de un siglo_335
  • El Uruguay a través de un siglo_336
  • El Uruguay a través de un siglo_337
  • El Uruguay a través de un siglo_338
  • El Uruguay a través de un siglo_339
  • El Uruguay a través de un siglo_340
  • El Uruguay a través de un siglo_341
  • El Uruguay a través de un siglo_342
  • El Uruguay a través de un siglo_343
  • El Uruguay a través de un siglo_344
  • El Uruguay a través de un siglo_345
  • El Uruguay a través de un siglo_346
  • El Uruguay a través de un siglo_347
  • El Uruguay a través de un siglo_348
  • El Uruguay a través de un siglo_349
  • El Uruguay a través de un siglo_350
  • El Uruguay a través de un siglo_351
  • El Uruguay a través de un siglo_352
  • El Uruguay a través de un siglo_353
  • El Uruguay a través de un siglo_354
  • El Uruguay a través de un siglo_355
  • El Uruguay a través de un siglo_356
  • El Uruguay a través de un siglo_357
  • El Uruguay a través de un siglo_358
  • El Uruguay a través de un siglo_359
  • El Uruguay a través de un siglo_360
  • El Uruguay a través de un siglo_361
  • El Uruguay a través de un siglo_362
  • El Uruguay a través de un siglo_363
  • El Uruguay a través de un siglo_364
  • El Uruguay a través de un siglo_365
  • El Uruguay a través de un siglo_366
  • El Uruguay a través de un siglo_367
  • El Uruguay a través de un siglo_368
  • El Uruguay a través de un siglo_369
  • El Uruguay a través de un siglo_370
  • El Uruguay a través de un siglo_371
  • El Uruguay a través de un siglo_372
  • El Uruguay a través de un siglo_373
  • El Uruguay a través de un siglo_374
  • El Uruguay a través de un siglo_375
  • El Uruguay a través de un siglo_376
  • El Uruguay a través de un siglo_377
  • El Uruguay a través de un siglo_378
  • El Uruguay a través de un siglo_379
  • El Uruguay a través de un siglo_380
  • El Uruguay a través de un siglo_381
  • El Uruguay a través de un siglo_382
  • El Uruguay a través de un siglo_383
  • El Uruguay a través de un siglo_384
  • El Uruguay a través de un siglo_385
  • El Uruguay a través de un siglo_386
  • El Uruguay a través de un siglo_387
  • El Uruguay a través de un siglo_388
  • El Uruguay a través de un siglo_389
  • El Uruguay a través de un siglo_390
  • El Uruguay a través de un siglo_391
  • El Uruguay a través de un siglo_392
  • El Uruguay a través de un siglo_393
  • El Uruguay a través de un siglo_394
  • El Uruguay a través de un siglo_395
  • El Uruguay a través de un siglo_396
  • El Uruguay a través de un siglo_397
  • El Uruguay a través de un siglo_398
  • El Uruguay a través de un siglo_399
  • El Uruguay a través de un siglo_400
  • El Uruguay a través de un siglo_401
  • El Uruguay a través de un siglo_402
  • El Uruguay a través de un siglo_403
  • El Uruguay a través de un siglo_404
  • El Uruguay a través de un siglo_405
  • El Uruguay a través de un siglo_406
  • El Uruguay a través de un siglo_407
  • El Uruguay a través de un siglo_408
  • El Uruguay a través de un siglo_409
  • El Uruguay a través de un siglo_410
  • El Uruguay a través de un siglo_411
  • El Uruguay a través de un siglo_412
  • El Uruguay a través de un siglo_413
  • El Uruguay a través de un siglo_414
  • El Uruguay a través de un siglo_415
  • El Uruguay a través de un siglo_416
  • El Uruguay a través de un siglo_417
  • El Uruguay a través de un siglo_418
  • El Uruguay a través de un siglo_419
  • El Uruguay a través de un siglo_420
  • El Uruguay a través de un siglo_421
  • El Uruguay a través de un siglo_422
  • El Uruguay a través de un siglo_423
  • El Uruguay a través de un siglo_424
  • El Uruguay a través de un siglo_425
  • El Uruguay a través de un siglo_426
  • El Uruguay a través de un siglo_427
  • El Uruguay a través de un siglo_428
  • El Uruguay a través de un siglo_429
  • El Uruguay a través de un siglo_430
  • El Uruguay a través de un siglo_431
  • El Uruguay a través de un siglo_432
  • El Uruguay a través de un siglo_433
  • El Uruguay a través de un siglo_434
  • El Uruguay a través de un siglo_435
  • El Uruguay a través de un siglo_436
  • El Uruguay a través de un siglo_437
  • El Uruguay a través de un siglo_438
  • El Uruguay a través de un siglo_439
  • El Uruguay a través de un siglo_440
  • El Uruguay a través de un siglo_441
  • El Uruguay a través de un siglo_442
  • El Uruguay a través de un siglo_443
  • El Uruguay a través de un siglo_444
  • El Uruguay a través de un siglo_445
  • El Uruguay a través de un siglo_446
  • El Uruguay a través de un siglo_447
  • El Uruguay a través de un siglo_448
  • El Uruguay a través de un siglo_449
  • El Uruguay a través de un siglo_450
  • El Uruguay a través de un siglo_451
  • El Uruguay a través de un siglo_452
  • El Uruguay a través de un siglo_453
  • El Uruguay a través de un siglo_454
  • El Uruguay a través de un siglo_455
  • El Uruguay a través de un siglo_456
  • El Uruguay a través de un siglo_457
  • El Uruguay a través de un siglo_458
  • El Uruguay a través de un siglo_459
  • El Uruguay a través de un siglo_460
  • El Uruguay a través de un siglo_461
  • El Uruguay a través de un siglo_462
  • El Uruguay a través de un siglo_463
  • El Uruguay a través de un siglo_464
  • El Uruguay a través de un siglo_465
  • El Uruguay a través de un siglo_466
  • El Uruguay a través de un siglo_467
  • El Uruguay a través de un siglo_468
  • El Uruguay a través de un siglo_469
  • El Uruguay a través de un siglo_470
  • El Uruguay a través de un siglo_471
  • El Uruguay a través de un siglo_472
  • El Uruguay a través de un siglo_473
  • El Uruguay a través de un siglo_474
  • El Uruguay a través de un siglo_475
  • El Uruguay a través de un siglo_476
  • El Uruguay a través de un siglo_477
  • El Uruguay a través de un siglo_478
  • El Uruguay a través de un siglo_479
  • El Uruguay a través de un siglo_480
  • El Uruguay a través de un siglo_481
  • El Uruguay a través de un siglo_482
  • El Uruguay a través de un siglo_483
  • El Uruguay a través de un siglo_484
  • El Uruguay a través de un siglo_485
  • El Uruguay a través de un siglo_486
  • El Uruguay a través de un siglo_487
  • El Uruguay a través de un siglo_488
  • El Uruguay a través de un siglo_489
  • El Uruguay a través de un siglo_490
  • El Uruguay a través de un siglo_491
  • El Uruguay a través de un siglo_492
  • El Uruguay a través de un siglo_493
  • El Uruguay a través de un siglo_494
  • El Uruguay a través de un siglo_495
  • El Uruguay a través de un siglo_496
  • El Uruguay a través de un siglo_497
  • El Uruguay a través de un siglo_498
  • El Uruguay a través de un siglo_499
  • El Uruguay a través de un siglo_500
  • El Uruguay a través de un siglo_501
  • El Uruguay a través de un siglo_502
  • El Uruguay a través de un siglo_503
  • El Uruguay a través de un siglo_504
  • El Uruguay a través de un siglo_505
  • El Uruguay a través de un siglo_506
  • El Uruguay a través de un siglo_507
  • El Uruguay a través de un siglo_508
  • El Uruguay a través de un siglo_509
  • El Uruguay a través de un siglo_510
  • El Uruguay a través de un siglo_511
  • El Uruguay a través de un siglo_512
  • El Uruguay a través de un siglo_513
  • El Uruguay a través de un siglo_514
  • El Uruguay a través de un siglo_515
  • El Uruguay a través de un siglo_516
  • El Uruguay a través de un siglo_517
  • El Uruguay a través de un siglo_518
  • El Uruguay a través de un siglo_519
  • El Uruguay a través de un siglo_520
  • El Uruguay a través de un siglo_521
  • El Uruguay a través de un siglo_522
  • El Uruguay a través de un siglo_523
  • El Uruguay a través de un siglo_524
  • El Uruguay a través de un siglo_525
  • El Uruguay a través de un siglo_526
  • El Uruguay a través de un siglo_527
  • El Uruguay a través de un siglo_528
  • El Uruguay a través de un siglo_529
  • El Uruguay a través de un siglo_530
  • El Uruguay a través de un siglo_531
  • El Uruguay a través de un siglo_532
  • El Uruguay a través de un siglo_533
  • El Uruguay a través de un siglo_534
  • El Uruguay a través de un siglo_535
  • El Uruguay a través de un siglo_536
  • El Uruguay a través de un siglo_537
  • El Uruguay a través de un siglo_538
  • El Uruguay a través de un siglo_539
  • El Uruguay a través de un siglo_540
  • El Uruguay a través de un siglo_541
  • El Uruguay a través de un siglo_542
  • El Uruguay a través de un siglo_543
  • El Uruguay a través de un siglo_544
  • El Uruguay a través de un siglo_545
  • El Uruguay a través de un siglo_546
  • El Uruguay a través de un siglo_547
  • El Uruguay a través de un siglo_548
  • El Uruguay a través de un siglo_549
  • El Uruguay a través de un siglo_550
  • El Uruguay a través de un siglo_551
  • El Uruguay a través de un siglo_552
  • El Uruguay a través de un siglo_553
  • El Uruguay a través de un siglo_554
  • El Uruguay a través de un siglo_555
  • El Uruguay a través de un siglo_556
  • El Uruguay a través de un siglo_557
  • El Uruguay a través de un siglo_558
  • El Uruguay a través de un siglo_559
  • El Uruguay a través de un siglo_560
  • El Uruguay a través de un siglo_561
  • El Uruguay a través de un siglo_562
  • El Uruguay a través de un siglo_563
  • El Uruguay a través de un siglo_564
  • El Uruguay a través de un siglo_565
  • El Uruguay a través de un siglo_566
  • El Uruguay a través de un siglo_567
  • El Uruguay a través de un siglo_568
  • El Uruguay a través de un siglo_569
  • El Uruguay a través de un siglo_570
  • El Uruguay a través de un siglo_571
  • El Uruguay a través de un siglo_572
  • El Uruguay a través de un siglo_573
  • El Uruguay a través de un siglo_574
  • El Uruguay a través de un siglo_575
  • El Uruguay a través de un siglo_576
  • El Uruguay a través de un siglo_577
  • El Uruguay a través de un siglo_578
  • El Uruguay a través de un siglo_579
  • El Uruguay a través de un siglo_580
  • El Uruguay a través de un siglo_581
  • El Uruguay a través de un siglo_582
  • El Uruguay a través de un siglo_583
  • El Uruguay a través de un siglo_584
  • El Uruguay a través de un siglo_585
  • El Uruguay a través de un siglo_586
  • El Uruguay a través de un siglo_587
  • El Uruguay a través de un siglo_588