Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Contra el escepticismo de todos, noche a noche desvelándose, haciendo planos y endosándoles lo que se veía en las revistas técnicas de lejanos mundos, el ingeniero Mario Giampietro, fue el pionero de las transmisiones televisivas en Uruguay.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

En Paraguay casi la rambla un cartel anuncia a “El Rey de las Púas”. El “monarca” habita un pequeño sótano con un mostrador y una mesa de trabajo con guirnaldas eléctricas que esperan repar ación. Sobre los estantes se acomodan un televisor, un radiograbador y muchas cajas de cartón con prolijas etiquetas clasifican: ‘Jaboneras, cubeteras, compoteras vacías”, “Motores quemados y lentos” o “Material para reparaciones de púas”.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Corría el medio día del 28 de marzo de 1868, cuando la población montevideana, presa del pánico busca asilo huyendo hacia el Sur de la ciudad. Es que en la Ferretería y Almacén Naval de Borrelli y Cía. —instalado en las calles 25 de Agosto y Muelle Viejo—, ha estallado un violento incendio y en su interior hay depósitos de pólvora!

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Para evocar esta tradicional celebración, lógico es que nos remontemos a los últimos años del siglo 19. No es por cierto la época del auge mayor de tales fiestas, pero sí, un periodo en que todavía se festejaban y por cierto que con singular brillo, en el Cordón.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Evocamos en estas páginas el año 19OO. Un retazo del Montevideo de aquella epoca que se hace distancia en el tiempo, y se vuelve presencia en la fotografía. Es el antiguo "boquete" en el Puerto, situado a la altura de la hoy calle Julio Herrera y Obes. Próximo 8 la Estación del Ferrocarril; lugar de intenso movimiento, de ruidos estridentes, de olor a hierros y a locomotoras. Era el sitio apropiado para el desembarque de mercaderias y por lo tanto, de gran importancia en ese año que marcaba un nuevo siglo.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Marc Blancpain está publicando en ‘Le Parisien” una serie de artículos bajo él título común dé “Viaje a través del continente de la amistad”. Y ha dedicado una nota —y anuncia otra— a Montevideo y al Uruguay. Hay en el tono del artículo una buena voluntad muy afectuosa para nosotros, como podrá deducirse de su lectura. Y aunque el lector pueda encontrar errores de apreciación o información, ellos no tienen verdadera trascendencia en el sentido general del comentario. El título de la nota que va a continuación es “El Uruguay, una verdadera Suiza americana".

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Como una ilustración oportuna del tema de nuestro editorial, ofrecemos estas fotografías, tomadas en la Avenida 18 de Julio, en que pueden verse algunos aspectos de la tarea docente de peatones y conductores a que se entregan cada día los inspectores municipales, a fin de acostumbrar a la gente a las nuevas disposiciones del tránsito y a las futuras señales luminosas (Semáforos).

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

La fisonomía, de la calle Rivera se ha perdido. El progreso se ha colado con el hormigón y el trolleybus. Primero se fue la vieja Estación Pocitos, luego los tranvías que prestaban servicios desde el 17 de abril de 1907, y por último los adoquines, que fueron los primeros que tuvo la Avenida 18 de Julio.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Un cartel municipal anuncia el inminente retorno a la plaza Independencia de la puerta de la Ciudadela. La Ciudadela comenzó a vivir hace 216 años (278 ahora), ya que la piedra fundamental de su mole fue descendida en mayo de 1742.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

El día clásico de los obreros, la fiesta mundial de los que viven en la lucha del jornal fué solemnizado en Montevideo con un meeting que si no asumió las grandes proporciones que pudieron esperarse —debido sin duda á sucesos que son de notoriedad y en los cuales han intervenido las autoridades— tuvo sin embargo importancia y trascendencia. Fué un meeting numeroso en que más de dos mil obreros desfilaron silenciosos y moderados por las principales calles do Montevileo, con sus banderas y estandartes rojos desplegados en señal de protesta contra prácticas á las que felizmente vivimos todavía ajenos, pero que pueden en cualquier momento hacer camino y formar escuela entre nosotros.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Lo que fue en una época Sarandi y Cámaras. Y hasta hace pocos años la esquina de Andes y 18 de Julio. Eso es ahora Ejido y 18. El corazón mismo de la ciudad, desplazado casi hasta el Cordón, a impulsos de una irresistible corriente de progreso.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Duerme Montevideo, reposando de un día de actividad y de agobio trabajo y calor que ha dejado una sensación de martirio sobre el espíritu de los habitantes de la ciudad de San Felipe y Santiago... Las familias de pro no estaban por entonces en la ciudad misma.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Montevideo es en nuestro país la ciudad donde existe mayor numero de ombúes. Bien curioso resulta este detalle ya que el simpático árbol, que constituye un elemento tan calificado en el paisaje nativo, puedan lucirlo estampas de tan señalado adelanto edilicio como las que ilustran esta nota.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Sepultados los muertos, recogidos los heridos, apagada la sed por parte de los invasores con el agua fresca de los grandes aunque no muy opulentos aljibes de la ciudad, el sosiego reinó nuevamente sobre el Montevideo bombardeado de pocos días antes.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

El domingo 2 de septiembre de 1945 para el mundo significo el final de la Segunda Guerra Mundial pero para el Uruguay ademas fue el día pactado para dejar de circular por la mano izquierda para hacerlo por la derecha. En Montevideo la intendencia realizo previamente una fuerte campaña en los medios de la época para que ningún desprevenido se desayunara andando contramano y según los periódicos la campaña y el cambio de mano fue un éxito.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Amanecía el martes 24 de agosto de 1909 y la mañana fría y gris no armonizaba con los fastos que Montevideo se aprestaba a celebrar ese día y el siguiente, 84 aniversario de la Declaratoria de la Florida. La inauguración oficial de las obras del puerto iba a constituir, ese mismo día martes, el número central de un vasto programa de festejos con que la capital de la República, saliendo de la postración de las guerras civiles, iba al encuentro del porvenir venturoso por el que uno y otro bando habian luchado.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Este archivo de imágenes reflejan el carácter abierto, social e inclusivo de La Feria Nacional de Libros, Grabados, Dibujos y Artesanías. Ideada por Nancy Bacelo y llevada a cabo en Montevideo entre 1960 y 2006.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

El Archivo Nacional de la Imagen y la Palabra presenta una selección de fotografías que registran diferentes aspectos de la historia del país y del propio Sodre a través del tiempo.

Descarga nuestra App

Montevideo Antiguo App
logo_02.png

Gracias por visitarnos y compartir nuestra pasión por la ciudad de Montevideo.

info@montevideoantiguo.net

© 2022, Montevideo Antiguo

Buscar: