Palacio Vilaró, 25 de Mayo y Juncal. Llama la atención de los transeúntes las cicatrices de un edificio que estuvo allí y que se dibujan sobre los muros de las construcciones linderas.  Para quienes no lo saben lo demolido fue la tercera parte del Palacio Vilaró, obra de Emilio Boix encargada por Don Francisco Vilaró.
 
En sus bajos funcionaba la sucursal montevideana de la empresa italiana Enrico Dell' Aqua con casa central en Milán. Su esplendorosa fachada de exquisitas terminaciones estaba rematada en lo alto por dos singulares mansardas, de las cuales hoy en día solo una existe.  Las dos terceras partes del palacio que aún se encuentran en pie son víctimas del abandono y la falta de mantenimiento desde hace años.
 
palacio vilaro 20161212 1604562076

Por otra parte luego de haber pasado muchos años baldío el predio que ocupase la esquina del palacio, en 2011 se comenzó a levantar un edificio de oficinas llamado Juncal Office que rompe rotundamente con la estética de las construcciones del entorno.
 
 
vilaro 02