Ciudadela entre Reconquista y Canelones. El Mercado Central, obra del constructor inglés Thomas Havers y habilitado el 11 de abril de 1869, ocupaba el predio situado detrás del Teatro Solís, constituyendo un mojón de referencia de la vida de la ciudad (allí estuvo durante décadas el famoso Bar Fun-Fun).
 
Su cubierta vidriada no competía con la elegancia de la del Mercado del Puerto, pero ganaba en cuanto al modelado de sus fachadas, tantas veces dibujadas por Pierre Fossey, nuestro primer "croquisero urbano". Decretada su demolición -demorada y resistida en su concreción-, en 1966 se inauguró el nuevo Mercado Central, obra del arquitecto Enrique Monestier, lamentablemente desgajada de un proyecto mayor, sensible a los valores urbanos y patrimoniales del área, integrando y articulando las obras de dos tiempos.
 
El croquis con su firma da cuenta de una oportunidad perdida, aunque con el paso de los años, otros cambios auguran mejores tiempos para ese tramo problemático, zona de encuentro-desencuentro entre las tramas de las ciudades Vieja y Nueva.
 
Texto extradido de Fotogalería Parque Rodó Arquitecturas Ausentes en Montevideo
 
  • Mercado Central
  • Mercado Central
  • Mercado Central
  • Mercado Central
  • Mercado Central
  • Mercado Central
  • Mercado Central
  • Mercado Central
  • Mercado Central
  • Mercado Central
  • Mercado Central
  • Mercado Central
  • Mercado Central
  • Mercado Central
  • Mercado Central
  • Mercado Central
  • Mercado Central